Exlibris: “El cine pornográfico mexicano de los ‘90”, de Ernesto Román. por Salvador Perches Galván.

Exlibris: “El cine pornográfico mexicano de los ‘90”, de Ernesto Román.

por Salvador Perches Galván.


EL AUTOR: Investigador cinematográfico con estudios de comunicación colectiva e historia en la Universidad Nacional Autónoma de México, ha sido colaborador de los diarios El Nacional y Novedades.

Ha sido asistente de Emilio García Riera y Eduardo de la Vega Alfaro. En el marco de un simposio sobre la interrelación entre el cine mexicano y el cine español llevado a cabo en Guadalajara (2003), participó con una ponencia sobre el actor Jorge Mistral; dos años más tarde, también en Guadalajara, participó en el III Coloquio Nacional de Cine Regional con una ponencia sobre “Tívoli”, la película de Alberto Isaac.


Colaboró en la edición publicada y en el CD-ROM del Diccionario de Directores del Cine Mexicano de Perla Ciuk y ha prestado sus servicios profesionales en el Instituto Mexicano de Cinematografía y desde abril de 2001 forma parte del equipo de investigadores de la Cineteca Nacional, en donde ha tenido múltiples “charlas de café”, en torno a diversos temas cinematográficos, como: Literatura y cine negro; La radionovela y el cine; Tivoli, así se cree que fue o La enseñanza y la investigación al lado de Emilio García Riera.

LA OBRA: La pornografía, definida por el Diccionario de la Real Academia Española en su edición 1981 como “tratado acerca de la prostitución. Carácter obsceno de obras literarias o artísticas. Obra literaria o artística de este carácter”, ya es una palabra de uso común en la vida cotidiana. Se la utiliza para calificar muchas de las imágenes presentadas por los diversos medios de comunicación, y la imagen fija y las imágenes en movimiento son su principal escaparate.

Así inicia Ernesto Román su breve, que no insustancial texto “El cine pornográfico mexicano de los ’90”, motivado por la necesidad histórica de no dejar una sola página en blanco en la historia de la cinematografía nacional. El autor afirma que es indispensable hablar sobre el tema y documentarlo de la mejor manera posible, gracias a su minuciosa investigación, encuentra que su nacimiento formal se dio en la convulsa década de los años noventa del siglo pasado.

Menester es aclarar que el cuerpo de la investigación se centra en auténtico cine XXX y no es tímidos acercamientos al mismo, como el cine de ficheras, tan representativo de la cinematografía mexicana de las dos ultimas décadas del siglo pasado. Este género, el porno, representa una situación efímera, consistente en unas cuantas producciones.

El autor hace una acuciosa investigación en torno a la forma de producción, distribución y exhibición, misma que lo conduce a la conclusión de que el tema del porno llegó al cine mexicano cuando éste se encontraba en una etapa de profundas transformaciones en su forma de producción y exhibición, cuando la iniciativa privada tradicional prácticamente abandonaba la producción de largometrajes en 35 milímetros para refugiarse, en términos generales, en la producción de videos. En tanto el gobierno abandonaba su intervención en la exhibición, la cual quedó en manos de la iniciativa privada.

El texto documenta básicamente las películas dirigidas por Ángel Rodríguez Vázquez: “Las profesoras del amor”, “El despertar del sexo”, “Traficantes de sexo” y “Sexo para… dos”.

Producciones exhibidas en salas de segunda o tercera corrida, o en espacios tradicionales del circuito erótico de la capital de aquella época: los cines Venus, Mitla, Marilyn Monroe y Madrid.

El volumen incluye tres apéndices: “Erotismo y desnudo. México y el extranjero”; “La ¿historia? de la pornografía en México”, y “El realizador Ángel Rodríguez Vázquez y su obra”, fichas técnicas de las películas mencionadas y una somera ilustración.

Como en todo arte, el estudio del cine es vasto y lleno de ramificaciones. Ernesto Román nos entrega un análisis serio y objetivo del cine pornográfico de nuestro país en la década pasada. Con cinco películas como eje, podemos acercarnos al género y echar un poco de luz sobre el tema.

“El cine pornográfico mexicano de los ’90”. Autor: Ernesto Román. Editado por CONACULTA, Cineteca Nacional, Nueva Era. México, 2006. 82 páginas.

http://www.filmeweb.net/magazine.asp?id=450

La llegada de Peter de Rome.

En 1973 llegó a los Estados Unidos el director inglés Peter de Rome, con una JANAHrevolucionaria y explícita recopilación titulada “The Erotic Films of Peter de Rome”, la cual sacudiría desde sus cimientos a la naciente industria porno gay norteamericana. El filme, que por primera vez presentaba escenas de sexo homosexual explícito, incluía ocho cortos filmados en diferentes partes del mundo: “Double Exposure” (Fire Island, 1969); “Hot Pants” (Nueva York, 1971); “Second Coming” (Londres, Paris, Malaga y Marbella, 1970); “Daydreams from a Crosstown Bus” (Nueva York, 1972); “Prometheus” (Nueva York, 1972); “Underground” (Nueva York, 1972); “Mumbo Jumbo” (Londres y Nueva York, 1972) y “Green Thoughts” (Londres, 1971). Y la recepción fue todo un éxito.

JANAHEn 1974 De Rome filmaría su siguiente trabajo, distribuido ampliamente por “Hand in Hand Films Productions”, una de las primeras productoras porno gays contituidas para tal efecto. La película, “Adam & Ives”, reseñaba las aventuras sexuales de un americano en París, e incluía una escena poco convencional pero igualmente inquietante: una orgía entre hombres negros, en el interior del baño de un teatro. El filme, rodado en 8 milímetros, contaba con la participación del ex boxeador Geraldo, y de un amplio cuadro de actores que jamás alcanzaron mayor notoriedad: Michael Hardwick, Marcus Giovanni, Kirk Luna, Bill Young, Jack Deveau, Daniel Montfort, Denise Royal, Jaap Penraat, Charles Pooney, Eric Crawford, Bob Jones, Luther LeVale, Tony Skinner y Glenn Wilson.

Ese mismo año, Peter de Rome cautivaría a los circuitos neoyorkinos por la JANAHirreverencia y profundidad de sus tramas, y alcanzaría su mayor satisfacción profesional con el estreno de “The Destroying Angel”, basado en un cuento de Edgar Allan Poe. La película, estelarizada por Tim Kent y Bill Young (aka Bill Big Eld), cuenta del sufrimiento de un sacerdote que abandona sus deberes y se hunde en el mundo del sexo gay y las drogas. Toda una blasfemia para la época.

El camino por seguir estaba marcado…

Poca estética y música de fondo.

JANAHEn las primeras películas gays comerciales de la década de los setenta, el sexo era presentado como un acto mecánico y sin entusiasmo, y las producciones, generalmente de pobre presupuesto, se caracterizarán fundamentalmente por tres aspectos:

1. La poca estética de las escenas (carentes de iluminación, cero acercamientos y mucha imaginación), protagonizadas por modelos generalmente maduros, con melenas cortas y grandes bigotes y/o barba, que aparecían con el cuerpo cubierto de vello y sin maquillaje. Son ejemplos de esta característica: Jon King, Al Parker y el dúo Michael y Philip.

2. La carencia de un argumento o guión que, con la debida separación y los correspondientes títulos de crédito, ofrecía al espectador tres o cuatro ‘loops’ o cortometrajes, por lo general sin una conexión entre sí. Un ejemplo de esto es “The Company We Keep” (Buckshot), que entrelaza tres historias diferentes: “Weekend action”, “Movie Van” y “Hot Splice”. Y,

3. La inserción de música rítmica y fuera de lugar, que sustituirá JANAHpreliberadamente los gemidos de placer de los protagonistas. Durante esta época, en gran parte por la censura imperante, los actores apenas si abrían la boca para quejarse y en ningún momento sus compañeros sexuales los estimulaban con palabras al momento de realizar el acto sexual.

Son los tiempos conocidos como “precondom”, donde las penetraciones se realizaban sin protección alguna y prácticamente con saliva (todavía no se hacían comerciales los lubricantes). Tiempos gloriosos en los que las abundantes venidas sobre la boca y los rostros eran algo habitual.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s